El ministro de Transporte, Mario Meoni, anunció el último viernes que a partir del próximo 23 de noviembre, volverán a funcionar los servicios del tren desde y hacia Mar del Plata, además de otros de larga distancia dentro del territorio bonaerense.

Meoni detalló que sólo personal esencial y exceptuados podrán usar las unidades que desde el inicio de la temporada, el próximo 1 de diciembre, será también habilitada para los turistas.

En ese sentido, la web de Trenes Argentinos explicó que quienes quieran viajar en estar apertura en medio de la pandemia del coronavirus (orthocoronavirinae), podrán hacerlo sólo si cuentan con el «Certificado único habilitante para circulación» que se tramita en argentina.gob.ar/circular.

El tren a Mar del Plata partirá a las 15.29 desde Constitución y se detendrá en todas las localidades intermedias, a excepción de Chascomús; en tanto, su retorno a Buenos Aires será a las 23.44. Las paradas serían Brandsen, Lezama, Castelli, Sevigné, Dolores, Guido, Maipú, Las Armas, Pirán, Vidal y Vivoratá. 

Las unidades son desinfectadas y cada persona deberá tener el permiso de circulación y se le tomará la temperatura antes de subir al coche. 

Otra de las grandes preocupaciones de la gente era el valor de los pasajes que no cambiará. El valor del ticket para quienes decidan viajar en Primera será de 660 pesos, mientras que aquellos que quieran hacerlo en Pullman abonarán 795.

Si bien en principio se dijo que sólo se venderían a través de internet en https://webventas.sofse.gob.ar/Meoni aclaró que también podrán hacerlo de forma presencial, aquellas personas jubiladas, pensionadas o con alguna discapacidad. Para este grupo selecto, las boleterías estarán abierta en La Feliz desde mañana, de lunes a viernes de 8 hasta las 0hs.

En cuanto a las obligaciones de los pasajeros, teniendo en cuenta la situación epidemiológica del país, deberán usar tapabocas en todo momento, no sólo en las estaciones en las que frena la formación.

Además, se anunció que se les tomará la temperatura a todos los pasajeros al momento de abordar y que no se podrán intercambiar asientos y sólo se podrán levantar para utilizar los baños.

Las formaciones estarán limitadas a un 66% de su capacidad y en cada tren habrá «un coche de aislamiento preventivo» para los casos sospechosos.