martes, octubre 4, 2022
Inicio Nacionales y Mundo Una familia necesitó casi $120.000 en agosto para no ser pobre

Una familia necesitó casi $120.000 en agosto para no ser pobre

La canasta básica total (CBT), que traza la línea de la pobreza, aumentó en agosto por encima de la inflación y se ubicó cerca de los $120.000. Puntualmente, una familia tipo integrada por dos mayores y dos menores necesitó generar ingresos por $119.757 para poder acceder a los alimentos, bienes y servicios más elementales. 

La suba de esta canasta fue de 7,6%, más de medio punto porcentual por encima de la inflación general del mismo mes, que fue de 7%. Si se miran los últimos 12 meses, la escalada asciende a 75,2%. 

La canasta básica alimentaria (CBA), que incluye solo comida y traza el límite con la indigencia, también aumentó en agosto más que el promedio de los precios. Subió 7,1% y tocó un valor de $52.990. En el acumulado del año, esta canasta se encareció 81,4%, 2,9 puntos porcentuales por encima de la inflación interanual. Este dato muestra la dinámica de los alimentos, que gran parte del año registraron subas por encima del resto de las categorías. 

De acuerdo con estos valores informados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), un salario mínimo (de $47.850 en agosto) no alcanza para mantener a una familia fuera de la indigencia y dos salarios mínimos no son suficientes para comprar la canasta de pobreza: solo compran el 80%. Una jubilación mínima ($43.353) también está lejos de esos valores.  

La canasta básica alimentaria aumentó $1.141 en un mes y $7.695 desde agosto de 2021. La canasta básica total se encareció $2.738 respecto de julio y $16.633 en relación con un año atrás. 

El dato de la canasta básica total es relevante también para el tema tarifas. La Secretaría de Energía determinó que los hogares que se quedarán sin subsidios para el servicio de gas y de electricidad serán aquellos con ingresos superiores a 3,5 CBT. Según la última información oficial, este límite es de $419.150. 

CC