A un mes del asesinato de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en Villa Gesell, sus padres encabezan hoy una marcha multitudinaria frente al Congreso de la Nación, en reclamo de Justicia y repudio a la violencia.

La convocatoria es en la esquina de las avenidas Rivadavia y Entre Ríos, en la plaza del Congreso, donde esta mañana se había montado un escenario, y cuenta con la presencia de los padres de la víctima, Silvino y Graciela.

“La violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna. No hay religión, clase social, nacionalidad, raza o edad que la frene. Por eso tenemos que decir basta de violencia, con energía y decisión para que se escuche en cada rincón de la Argentina”, dice el texto que escribieron los padres de Fernando al convocar a la marcha.

Si bien el Congreso Nacional será epicentro de la convocatoria, hay otras marchas en distintos puntos del interior del país e incluso en el exterior: en Mendoza (Plaza de la Independencia), Ushuaia (en el Paseo de las Rosas), en San Juan (Plaza 25 de mayo), Mercedes (provincia de Buenos Aires, plaza San Martín), Barcelona (en la puerta del consultado argentino) y Londres (en la catedral de San Pablo).

En tanto, en Villa Gesell, el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, presidirá una misa en el lugar donde mataron al joven, frente al local bailable Le Brique, para pedir por “su eterno descanso” y por “justicia”.

La ceremonia religiosa se realizará desde las 19 en Avenida 3 entre Buenos Aires y Paseo 102.