Una refinería de Bahía Blanca paralizó su producción por el precio del petróleo

Télam

La empresa Trafigura, de capitales holandeses, decidió esta semana paralizar su refinería en Bahía Blanca, donde se procesa crudo para la producción de naftas, diesel y fuel oil, entre otros combustibles. El motivo, según explicó la compañía, es el “desfasaje entre los precios de los combustibles y los costos de producción e importación, que tornan insostenible la operación“.

El cese de operaciones fue anunciado, a través de una carta, al ministro de Energía Juan José Aranguren, y la empresa aclaró que su intención es mantener el “diálogo permanente” con las autoridades para llegar a la mejor solución posible.

La refinería —llamada Dr. Ricardo Eliçabe—está ubicada en el polo Petroquímico de Bahía Blanca y procesaba unos 30​ mil barriles por día, producidos en su mayoría en yacimientos neuquinos. No se trata de una empresa integrada, por lo tanto debe abastecerse de otras compañías productoras de petróleo. Su principal proveedora es la petrolera Vista Oil and Gas.

“Es una medida extrema, que pone en riesgo fuentes de trabajo. En un mercado con un precio internacional y un precio local de combustibles desfasado estimamos que va a ser por un período prolongado”, estimó Gabriel Matarazzo, secretario General del Sindicato de Petróleo y Gas de Bahía Blanca.

Trafigura compró la refinería, entre otros activos, a fines del año pasado a Pampa Energía y anteriormente había pertenecido a la brasileña Petrobras. Desde esta plata se abastecen a más de 260 estaciones de servicio con la marca Petrobras.

Desde la compañía destacaron que se tomarán las medidas necesarias para detener el procesamiento de crudo en la planta industrial de acuerdo con los parámetros de seguridad establecidos. El proceso de parada demanda entre 3 y 5 días.