Se debe a que el cuadro de situación con el que se encontraron el día sábado cuando ingresaron luego del acto de asunción fue “desolador”. Según describieron los nuevos funcionarios del municipio chacarero la gestión saliente se llevó desde computadoras y mobiliario hasta registros públicos que motivarán una denuncia ante la justicia.

Ante este panorama la intendente, acompañada por el senador José Luis Martínez, concurrió a la Capital para gestionar el dinero que le permita hacer frente a las primeras compras para las oficinas.