Tras el empate in extremis en la ida, Palmeiras y Athletico Paranaense se reencuentran este miércoles en Sao Paulo para definir al ganador de la Recopa Sudamericana, un torneo huidizo para ambos equipos.

Por historia y nómina, el ‘Verdão’ del portugués Abel Ferreira parte favorito en los últimos noventa minutos de la final, que se disputará desde las 21H30 locales (00H30 GMT del jueves) en el estadio Allianz Parque.

El duelo, cuyo juego de ida finalizó 2-2, será la cúspide del dominio brasileño en la región, donde la temporada pasada Brasil marcó un récord al poner los cuatro finalistas de los dos torneos internacionales de clubes de Sudamérica.

– Regresa el capitán –

La victoria parece una necesidad para los paulistas, campeones de las dos más recientes ediciones de la Copa Libertadores y que se acostumbraron a jugar finales, aunque no necesariamente a ganarlas.

Desde que Ferreira llegó a Brasil en noviembre de 2020, Palmeiras ha disputado siete -ocho incluyendo a la Recopa 2022-, ganando tres y perdiendo cuatro, entre ellas la del Mundial de Clubes ante el Chelsea (2-1) hace apenas dos semanas y media.

El argentino Defensa y Justicia le arrebató la Recopa el año pasado, la primera que disputaban.

“Son mucha finales seguidas. Si me hubieran preguntado si esperaba jugar ocho finales en un año, diría que no. Nunca pensé en eso, pero trabajo para eso, sé cuánto cuesta llegar a las finales, cuánto cuesta ganarlas y cuánto cuesta perderlas”, afirmó el luso.

Para embolsillarse su cuarto título, Ferreira cuenta con el regreso de una garantía en la zaga, el paraguayo Gustavo Gómez, ausente en la ida por covid.

Ya recuperado, el capitán liderará a un equipo que esta temporada sólo ha perdido un juego, contra Chelsea, de diez disputados (seis victorias, tres empates).

“Es un título que Palmeiras no tiene, deseamos ganarlo para seguir escribiendo nuestra historia en el club”, afirmó el zaguero, quien formaría dupla con Murilo ante la posible baja del golpeado Luan.

– ¿Castigo severo? –

Campeón de la Sudamericana-2021, al ‘Furacão’ de Alberto Valentim se le escapó la victoria en casa por cuenta de un penal provocado por el lateral Marcinho y que Raphael Veiga transformó en gol en tiempo de descuento.

Además del empate, la falta tuvo otro costo alto. Según medios locales, por cuenta de la infracción y de presiones de la hinchada, el presidente del Paranaense, Mario Celso Petraglia, habría ordenado separar a Marcinho del plantel.

“Cuando uno erra, erran todos. Yo podría haber estado más cerca de la pelota, otro podría haber cubierto, entonces, sin ninguna duda, se trató de un error colectivo”, defendió el zaguero Pedro Henrique.

Sin Marcinho, Valentim deberá elegir entre Daniel Bolt y Khellven para cubrir una zona que Palmeiras seguramente buscará explotar con la velocidad de Dudu o Rony.

Paranaense suele alinear un “equipo de aspirantes” en el campeonato estatal de Paraná, por lo que tiene menos rodaje que su rival en lo que va de temporada.

Sin embargo, las ganas de alzar su primera Recopa -perdieron la de 2019 con el argentino River Plate- actúa de remedio para un once que contará con el alta del delantero Pablo y que, sin grandes estrellas, ha hecho de la unión su mayor arma.

Posibles alineaciones:

Palmeiras: Weverton – Marcos Rocha, Gustavo Gómez, Murilo, Joaquín Piquerez – Danilo, Zé Rafael, Jailson – Dudu, Raphael Veiga, Rony. DT: Abel Ferreira.

Athletico Paranaense: Santos – Daniel Bolt, Pedro Henrique, Thiago Heleno, Abner – Hugo Moura, Erick, Matheus Fernandes, Léo Cittadini – David Terans, Pablo. DT: Alberto Valentim.

Árbitros: El venezolano Jesús Valenzuela junto a sus compatriotas Jorge Urrego y Tulio Moreno en las bandas.

raa/ol

Infobae