La vida de un viajero saxofonista tras un pasado difícil
“Dios me regaló este instrumento”
Tras perder a su familia, hoy la música se ha vuelto su compañera de viaje.

eldiariodecatamarcaeldiariodecatamarca.com


Las calles del centro de la Capital de la Provincia, son espectadoras de los diversos talentos que alberga la ciudad, en esta ocasión nos interesamos por uno de ellos, el Saxofonista Alberto Perez.


El saxofonista santafesino, quien se ubica entre Sarmiento y República, hace años viene de visita a Catamarca. Actualmente está parando en Andalgalá, pero por lo general es el Camping Municipal donde suele quedarse.
Durante la mañana de este Lunes, El Diario de Catamarca se acercó a conocer un poco más de la historia del músico. Debido a su particular ubicación en el sector céntrico, Alberto Perez, nos contó que eligió la intersección entre Calle República y Sarmiento, sobre la vereda de la farmacia, debido a que es una de la zonas donde más movimiento urbano hay “Acá es donde más gente se puede ver, sobre todo turistas; saliendo del banco, de locales, de hoteles” manifestó mientras los señalaba.


“Te paras donde nadie se para y la gente se sorprende, o por lo menos te observa. A diferencia de la peatonal donde ya hay muchos músicos y está bastante gastado” expresó Perez refiriéndose a calle Rivadavia.
“Catamarca es un lugar de paso de muchos viajeros, una vez haciendo dedo desde La Rioja me llevaron a Andalgalá, y así fue como conocí otro lugar más de la Provincia”.


Pero la pasión del santafesino se debe a un pasado triste y difícil. El saxofonista expresó que tras la muerte de su esposa e hijo, mientras oraba en el suelo “Dios me regalo este instrumento” afirmó y ahí fue donde inició todo un nuevo camino.


Desde que inició con la música viaja por diferentes sectores del país. Sin embargo, las mañanas se le hacen más difíciles a la hora de trabajar, debido a que le cuesta enfocar su vista, por un problema ocular. Pero eso no impide que todos los días se encuentra en el mismo lugar, tocando “de oído” diversas canciones. “Toco un poco de cada cosa, Rock and roll, Folklore, música para chicos, pero sobre todo música clásica” expresó mientras sostenía su saxofón para volver a tocar.