El dólar solidario -que lleva el recargo del 30% por compra de divisas para atesoramiento o turismo- retrocedió tres centavos a $81,87 en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito. Sucedió en simultáneo con el oficial, que bajó dos centavos a $62,98.

El billete en el Banco Nación cerró a $63, mientras que en el canal electrónico de la entidad se vendió a $62,95.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), en tanto, la divisa terminó sin cambios a $59,82 en una rueda de desarrollo tranquilo que volvió a requerir del auxilio de las compras oficiales para no sufrir una baja más importante.

Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, señaló que “el único negocio que les queda a las empresas y bancos, como inversores, es colocar los pesos resultantes de la venta de dólares de sus posiciones ya que, por ahora, la tasa de interés en la moneda doméstica y/o colocar en activos locales cortos es el mejor negocio, salvo algunos que están cubriendo sus cuentas en descubierto”.

Para el operador, “es tanta la tranquilidad que hay en el mercado de cambios, que los operadores de bancos, empresas e inversores, no ven un riesgo inmediato de que el tipo de cambio se dispare, a pesar de que otros parámetros económicos financieros y políticos puedan interpretarse que indicarían lo contrario, o de que habría un cierto riesgo a corto plazo”.

Los máximos se anotaron en los $59,87, cinco centavos y medio arriba del cierre previo, cuando a media mañana se impuso una ligera presión compradora. Durante el transcurso de la sesión volvió a activarse la oferta de dólares con la intensidad necesaria como para diluir la presión inicial recortando la suba insinuada desde el comienzo de las operaciones.

Los precios se acomodaron otra vez en el límite inferior definido por la regulación oficial y se mantuvieron en él debido a las compras efectuadas por el Banco Central en el sector donde operan bancos y empresas. Los mínimos fueron nuevamente los $ 59,815, que es el valor fijado por la autoridad de aplicación para sostener el tipo de cambio.

“La menor cantidad de ruedas operativas en las dos últimas semanas, producto de los feriados navideños y de fin de año, redujeron sustancialmente el ritmo de actividad del mercado local que operó con bajo volumen de operaciones, un factor que contribuyó con el éxito de la estrategia oficial destinada a cristalizar los precios del dólar mayorista intentando contagiar la estabilidad cambiaria al resto de la actividad financiera”, mencionaron desde PR Corredores de Cambio.