Los referentes del sindicato del IPV asistieron a Casa de Gobierno para una reunión que tenían pactada con el secretario de Gabinete, Guillermo Dalla Lasta, luego de las notas que habían presentado para que se los invite a debatir sobre las reformas que el Ejecutivo pretende realizar en la ley orgánica del IPV. Sin embargo, promediado ese encuentro se sumó a la mesa el propio gobernador Jalil, quien le llevó tranquilidad a los gremialistas, en sintonía con lo que ya habían expresado en su momento los ministros de Gobierno, Jorge Moreno, y de Vivienda, Fidel Sáenz.

“La idea del Gobernador es llegar a la Legislatura con un proyecto consensuado y eso nos lo transmitió, pero nosotros dejamos en claro que si no logramos un acuerdo vamos a mantener nuestro reclamo y plantearemos el disenso incluso durante el debate en las cámaras”, dijo el secretario general del ATIPV, Pablo Machado

El quite de colaboración de los empleados se va a mantener, según explicaron desde el gremio, también como forma de apurar la convocatoria al diálogo.