A primera hora, el SOEM se presentó ante la DIL con una solicitud de conciliación acompañada de más de 100 fojas en las que denuncian supuestas irregularidades cometidas por funcionarios municipales.

En la solicitud, el gremio pidió la modificación de la ordenanza de declaración de servicio esencial a la recolección de residuos, que ese servicio no sea prestado por personal precarizado, el pago de adicionales y recategorizaciones y que se transfieran a tiempo los fondos del sindicato, entre otros pedidos.

“Gustavo Saadi confunde el Estado municipal con el Gobierno municipal. El Gobierno tiene que solucionar los problemas del Estado. Cree que le hicimos un paro desde el primer día, eso es mentira. Veníamos de un proceso de conciliación que no tuvo solución. Y el paro se mantuvo porque ellos conocían el problema, e hicieron compromisos sobre eso”, indicó el secretario general Walter Arévalo, tras la marcha.

Frente a los municipales, Arévalo aseguró que el intendente Gustavo Saadi no es de su agrado, pero que lo acepta “porque fue elegido democráticamente”. “Se está haciendo gobernar por la militancia putrefacta que tiene el peronismo”, disparó.

En tal sentido, pidió al Ejecutivo que “se preparen para el año que viene” porque pedirán una recomposición salarial cercana al 50% “y la lucha va a ser peor que esta”.

Además, denunció que “hay una clara intención de decir que el gremio no quiere dialogar” y que el Ejecutivo busca quitarles la personería jurídica, descontarles el sueldo e intervenir el gremio.

Más tarde, en un mensaje de video que se difundió en las redes, Arévalo reconoció que el paro “se estaba extendiendo y creo que se desvirtuó”. “Algunos pensaron que esto se trata de quién gana o quién pierde”, dijo, y le dio un mensaje al Ejecutivo: “A ustedes los votaron 200.000 ciudadanos para que les lleven soluciones, a nosotros nos votaron 2.000 trabajadores para que les consigamos mejoras”, dijo.

Al margen de la conciliación obligatoria, proceso en el que no se pueden tomar medidas disciplinarias ni medidas de fuerza, al SOEM le corresponderán sanciones y multas por no haber acatado la intimación de levantamiento de las medidas de fuerza que se le notificó el lunes.

La DIL solicitó un informe a la Municipalidad para conocer si el SOEM había levantado las medidas, algo que no ocurrió hasta ayer al mediodía, con los plazos vencidos. En este sentido, fue el propio titular de la DIL, Diego Romero, quien reconoció que de momento “le cabe sanciones y multas al SOEM”, aunque indicó que eso lo debe resolver el área de Legales y que no formará parte de la discusión en la conciliación.

Además, la Municipalidad mantendrá los días de trabajo descontados, que hasta ayer fueron apenas cuatro, pero también solicitará que el sindicato devuelva los fondos que se le transfirieron en concepto de cuota solidaria durante octubre y noviembre, ya que no les correspondía porque la cuota solidaria caducó en septiembre.